Desarrollo Integral

En este programa trabajamos aspectos que están presentes en el transcurso de la vida de las personas con síndrome de Down y otras discapacidades intelectuales, para promover un bienestar general, todo ello aplicando actividades de carácter individual y grupal donde se prioriza la planificación centrada en la persona


Al mismo tiempo, se atiende a los familiares indicándoles pautas y herramientas para que dentro del domicilio se lleven a cabo. Además, es fundamental que los familiares reciban una formación previa en materia de educación afectivo-sexual con el fin de que se produzca una coordinación y sepan abordar estos temas con naturalidad en el entorno familiar.

Con este programa se consigue un desarrollo pleno y autónomo que beneficia la accesibilidad y la participación de la persona en sociedad. En otros términos, se impulsa una inclusión en todos los niveles de su vida activa.

Se abarcan aspectos relacionados con el desenvolvimiento afectivo sexual de la persona.

En el desarrollo de las actividades para la consecución de los objetivos, no se puede compartimentar
a la persona, por lo que en las sesiones se trabajan varios objetivos a la vez de manera transversal.